20/03/2017

Visionnaire Crescendo, los orígenes de un producto revolucionario

Visionnaire CrescendoTM podría perfectamente revolucionar el universo de los peelings cosméticos, ya que propone una doble fórmula para una aplicación secuencial y progresiva. ¿En qué se ha inspirado este producto excepcional?

Obsesionados con los avances técnicos y con las últimas tendencias, los investigadores de Lancôme se apoyaron en dos ámbitos para crear la fórmula de Visionnaire CrescendoTM. La idea era inspirarse en 1) los peelings dermatológicos que se llevan a cabo en gabinetes médicos, y en 2) los entrenamientos deportivos de alto nivel. Para obtener, al final, un peeling cosmético de nueva generación secuencial y progresivo a la vez, que supone una ruptura total con los tratamientos actuales.

Una fórmula inspirada en la medicina estética
A día de hoy conocemos bien la eficacia de los peelings realizados en el dermatólogo para mejorar la textura de la piel y atenuar los signos visibles de la edad. Se trata de una exfoliación más o menos profunda de la superficie del rostro, por la cual el grano de la piel se afina, las arrugas se alisan y las cicatrices se difuminan. Paralelamente, se estimula la renovación celular, favoreciéndose así la remodelación de colágeno para mejorar la calidad de la piel. Hoy, en los gabinetes dermatológicos se proponen tres tipos de peelings: 1) los peelings superficiales con ácido glicólico, para aumentar el efecto “buena cara”, 2) los peelings medios con ácido tricloroacético, que tratan problemas de la piel concretos, pero que requieren una preparación y una recuperación más seria y 3) los peelings profundos realizados con fenol, para manchas, arrugas profundas y cicatrices de acné, pero que exigen un postoperatorio considerable.

Un protocolo con el ritmo de un entrenamiento deportivo
En el ámbito del deporte, el HIIT (High Intensity Interval Training) es un entrenamiento intermitente que mezcla fases de esfuerzo de alta y baja intensidad con un ritmo muy preciso. De este modo, los músculos se traumatizan menos y los resultados son más rápidos y son reconocibles al final de la sesión.

Visionnaire CrescendoTM, un peeling revolucionario
Para crear un peeling cosmético con efectos visibles, los investigadores de Lancôme se inspiran a la vez en peelings dermatológicos y en interval trainings. Esto ha inspirado la creación de Visionnaire CrescendoTM, concebido como un entrenamiento cutáneo, a la vez progresivo e intensivo bautizado como SIITTM: Skin Intensity Interval TrainingTM. Este nuevo protocolo de tratamiento, que se aplica en dos fases, durante 28 noches, optimiza los resultados del peeling clásico sin sobrepasar jamás el ámbito cosmético.

1/ Durante la primera fase, que dura catorce días, la asociación de ácidos de frutas al 5% y extracto de salvado de quinoa, exfolia la primera capa del stratum corneum célula a célula. El resultado: la epidermis se despierta y empieza poco a poco su renovación.

Atención: es esencial seguir con disciplina esta etapa para optimizar el confort de la fase siguiente y nunca pasar directamente a la fase 2.

2/ Durante la segunda fase, que dura 14 días igualmente, los ácidos de referencia de los peelings dermatológicos (glicólico + salicílico al 10%) toman el relevo para conseguir una piel más lisa, más homogénea y más resplandeciente, haciendo que las manchas de la piel se difuminen y los poros se cierren.

Atención: durante el tratamiento y los seis días posteriores a la última aplicación, es importante que reemplaces tu crema de día por un tratamiento facial con factor de protección solar como, por ejemplo, Visionnaire SPF20.

Visionnaire CrescendoTM y Visionnaire SPF20, Lancôme.

Visionnaire

La selección de la redacción